Las consecuencias del frío en las almohadillas de tu perro

Salir a pasear con tu perro por la nieve es una de las mejores experiencias del invierno. Sin embargo, entraña ciertos riesgos. Por ello, es importante tomar precauciones antes de exponer al animal porque el frío, la nieve y la humedad pueden perjudicar seriamente las patas y las almohadillas de tu perro.

Cómo afecta el frío a las almohadillas de tu perro

Nuestras mascotas disfrutan corriendo y jugando aparentemente ajenos al frío. Esto ocurre porque su pelaje y piel les protegen de las fuertes variaciones de temperatura e inclemencias del tiempo.

Almohadillas de tu perro
El frío y la humedad provocan heridas las almohadillas de tu perro

Las almohadillas o cojines de las patas de los perros están preparadas para aguantar las bajas temperaturas gracias a su gruesa capa de grasa interna que aísla del frío.

Así, su sistema circulatorio mantiene la zona siempre caliente, por lo que la congelación no es un problema para ellos.

Sin embargo, este inteligente sistema biológico no previene de las grietas que produce el frío extremo. Ni tampoco de las infecciones que aparecen como consecuencia de las heridas.

Para evitar cortes en las almohadillas de los perros conviene tomar medidas antes y después de los paseos. Para empezar, cortar el pelaje alrededor de las almohadillas de las patas es el primer paso. Aunque no conviene eliminarlo completamente, es bueno mantenerlo recortado para evitar que se formen bolas de pelo y nieve entre ellas.

La nieve acumulada entre las almohadillas del animal, además de mantener el frío, puede provocarle cortes. Asimismo, en el pelo pueden enredarse pequeños fragmentos punzantes o semillas que se clavan en el tejido blando produciendo heridas.

Qué perros son los más afectados

Debes tener en cuenta que los perros que viven en el interior suelen tener la piel de las almohadillas más blanda que aquellos que pasan mucho tiempo fuera de casa. Por ello, los perros domésticos son especialmente vulnerables a las rugosidades y dureza del suelo cuando salen por terrenos ásperos.

Por otro lado, los cachorros y los perros ancianos son especialmente vulnerables al frío. Si tu perro pertenece a alguno de estos dos grupos debes tener especial cuidado y prestar mucha atención a las bajas temperaturas y al estado de sus patas. Es conveniente abrigarlos más y evitar los paseos largos.

Las almohadillas de los cachorros son blandas. Aunque a medida que se haga mayor se irán endureciendo, al principio hay que tener cuidado con cortes e irritaciones. En los perros ancianos el problema es al contrario, ya que sus almohadillas se resecan con la edad. Una de las recomendaciones más eficaces es la aplicación de cremas con una fuerte base hidratante que pueda amortiguar estos problemas.

Bálsamo protector del invierno, la solución para tu mascota

Mantener unos cuidados básicos adecuados durante el invierno nos ayudarán a proteger las patas de nuestro perro para que pueda seguir jugando feliz sin dolor ni molestias innecesarias.

El bálsamo protector del invierno actúa como una medida preventiva para hidratar y proteger las almohadillas de nuestra mascota. Esta crema, creada especialmente para las temperaturas bajas, previene las heridas originadas a causa de la nieve, el frío y la humedad.

Se recomienda aplicar el bálsamo cuando se tenga planeado dar un paseo largo por la nieve o por zonas con hielo. Son fáciles de aplicar y muy eficaces para la salud de nuestra mascota. Basta con extender la cantidad necesaria en función del tamaño de las almohadillas de tu perro y en cuestión de segundos el producto se absorberá. Por ello, no resulta peligroso para el animal ya que no resbala ni tampoco deja manchas en el suelo.

Bálsamo protector de invierno 100 ml

Almohadillas de tu perroSu composición proporciona suavidad a las almohadillas del can con solo aplicar la suficiente cantidad para cubrir su superficie.

Estas cremas repelen el agua para evitar la congelación, por lo que impiden la aparición de grietas y heridas.

De este modo evitamos sangrados e infecciones que pueden aparecer como consecuencia de estos daños.

¿Por qué es tan eficaz?

Este producto protector del invierno es tan efectivo gracias a su composición natural, basada en aceites y plantas que ayudan a prevenir las heridas y la aparición de bacterias.

  • La base de cera de abeja y componentes hidratantes como manteca de karité y aceites minerales, crean una película que protege del frío y del hielo. Además, conservan la elasticidad de la piel y la estabilidad del animal.
  • La vaselina y la parafina líquida mantienen hidratada la piel de las almohadillas del can.
  • Gracias al aceite de hoja de alternifolia, se consigue un efecto cicatrizante. Además de actuar como un antiséptico contra las posibles bacterias.
  • Las propiedades de la azadirachta índica ayudan en patologías de la piel desde úlceras hasta distintos tipos de virus.
  • El tocoferol actúa como Vitamina E, la que ayuda a la absorción del producto y protege las membranas y las estructuras celulares.

Recomendaciones

Los perros no suelen quejarse aunque algo les moleste, pero eso no significa que no sufran. Por eso es conveniente revisar y secar las patas después de los paseos. Es necesario revisar que no traiga fragmentos de hielo en los espacios interdigitales, ya sea clavados entre la piel o enredados en el pelo. Estos restos de nieve, mientras se derriten con el calor, mantienen frías las pezuñas.

Una buena idea es limpiar las almohadillas al llegar a casa con una toallita húmeda. Especialmente si hemos observado por la zona de paseo la presencia de productos químicos tóxicos como anticongelantes o sal para derretir la nieve. Los perros tienen la costumbre de lamerse las patas. Por lo que, al hacer esto, evitarás que se intoxiquen si tuvieran restos de estos productos.

En cualquier caso, si el tiempo es adverso, es mejor acortar los paseos. Si tu mascota necesita quemar mucha energía, lo mejor es pasearle varias veces al día. En lugar de exponerle a  bajas temperaturas durante mucho tiempo seguido.

Almohadillas de tu perroAdemás, siempre puedes continuar el ejercicio dentro de casa con juegos que estimulen su inteligencia. Y de paso conseguirás aumentar también su nivel de atención y mejorar su adiestramiento.

Las patas de los perros están preparadas para caminar por cualquier superficie sin daño para el animal, pero la prevención es la clave del bienestar de tu mascota. Además, te recordamos que si te suscribes a nuestro blog, nuestro promotor, ZooPharma, te regala un 25% de descuento en tu primera compra.

¿Conocías las claves para cuidar las almohadillas de tu perro? Si conoces a alguien cuya mascota podría necesitar nuestro protector para el invierno, no dudes en compartir esta información en tus redes sociales.